Noticias

Los autónomos del mar se organizan para urgir soluciones específicas para el sector

06/012/2014

 

Amparada por UPTA nace una nueva asociación nacional, Aproamar, que estará coordinada por el grovense Paco Iglesias

 

A pesar de ser un sector capital para el tejido económico de buena parte de la costa española, el pesquero sigue siendo un colectivo cuyos derechos están lastrados por sus particularidades. Para reivindicar esos derechos, para buscar soluciones para los problemas a los que deben hacer frente los autónomos que tienen su oficina sobre las aguas, UPTA ha decidido crear Aproamar. Esta entidad, que tiene carácter estatal, tendrá su sede en Vilagarcía y su coordinador general, al menos en estos primeros compases, será Francisco Iglesias, expatrón mayor de O Grove.

Aproamar nace con la vocación de «velar polos intereses de todos os autónomos do mar», según explicó ayer el máximo responsable de UPTA, el vilagarciano Eduardo Sabarís. De la asociación forman parte ya cofradías y autónomos de comunidades como Andalucía, Cantabria, Asturias y Valencia. También hay muchos gallegos: de aquí son unos 400 socios de la recién nacida entidad. Y el objetivo es que la cifra siga creciendo día a día.

Pero, ¿tienen algo que ver los problemas de un mariscador arousano con los de un pescador de Barbate? Aunque pueda parecer otra cosa, «hai máis cuestións que unen das que diferencian», según indicaba ayer Sabarís. Cuestiones como el sistema del Régimen Especial del Mar, o los subsidios de desempleo, o la posible desaparición del ISM plantean los mismos problemas en Galicia que en Andalucía. Y de lo que se trata es de construir un colectivo fuerte y representativo que permita establecer un diálogo con la Administración en el que, además de plantear quejas, se formulen soluciones.

Precisamente para que esas soluciones estén bien ancladas en la realidad, para que no se tomen decisiones desde la distancia del desconocimiento, al frente de esta nueva organización se ha colocado, explica Sabarís, a Francisco Iglesias. El expatrón mayor de O Grove mostraba ayer su confianza en la nueva herramienta que acaba de ponerse al alcance de los autónomos del mar.

El trabajo de este colectivo se desarrollará sobre dos líneas maestras. Por un lado, luchar contra la «desprotección especial deste colectivo, xa que nunca se fixeron políticas activas estatais para equiparalo a calquera outro traballador autónomo». La segunda vía pasa por intentar defender «unha denominación de orixe dos produtos dos distintos ámbitos do litoral», a fin de evitar que «esta globalización na que estamos remate por comernos a todos».

 

<< volver